Entre ser feliz y vos, yo te elijo a vos

-Te encanta decirme que me amas no?
-Te los tiro en la cara.

Bancateló.

Mi amor roto, infantil, mi amor cambiante
permanente
bancate mi amor porfiado
perseverante.

Desperté con tu cara como un holograma en mi pensamiento
con tu corazón deshecho al lado en la cama
cansado
mirándome
preguntándome algo que no entendí.

Te quiero escribir un grafiti gigante
un pasacalles eterno
un cartel publicitario
un séxtuple que dure todo el año
y que diga Entre ser feliz y vos, yo te elijo a vos.

Esta mañana hice un show
el show del tipo que llora en el auto
el show del tipo que se pregunta cosas mirando el cieloraso.

El espectáculo empezó en el semáforo de Paraná y Bv. San Juan
y cuando doblé por San Juan en dirección al centro
ya era un escándalo en moviemiento.
Llegando a la esquina con Obispo Salguero
que también tenía el semáforo en rojo
te imaginé cruzando la calle frente a mí
mis anteojos estaban empañados
y me pregunté si desde el auto de adelante me verían
me cubrí la cara
sonaba una canción
que dice algo así
como que sos mi ángel de la guarda,

es la misma canción desde que te tomaste ese avión
la misma canción desde que le sacás fotos a los que se casan
la misma desde que me escribiste por última vez
y no te respondí.

Llego a la altura de Independencia y finjo encontrar la explicación
anoche no dormí bien y es el cansancio.
Esta noche te vas a tomar otro avión,
lo pienso y me pregunto por qué el terror.

Todo el tiempo me acuerdo de todo el tiempo y me justifico,
diciendo en voz alta que tu amor es el único tan esquivo
que merezca mi perseverancia.

Miro para todos lados y no hay pasacalles
miro los carteles publicitarios
todos hablan de ser feliz

pero ninguno
te nombra a vos.

¿A ustedes no les pasa?

¿No los persigue un recuerdo?

¿No les caen / las tardes / en la espalda?
¿No les cae de pronto el peso de los días?
¿No les vuelve el pasado?
¿No los acorrala otra época / que ya pasó?
¿No les asalta el terror de esos días
que creyeron ser felices?

¿A ustedes no les pasa / que el aire se hace espeso
y la mirada se ennegrece
y escuchan el zumbido
entonces gritan / por favor
que alguien
venga a cuidarme?

¿No les pasa?
¿Qué cosa es / entonces / lo que los mantiene tan alegres?

¿No escuchan una canción / todo el día / una vez y otra y otra
y otra
como si eso no les hiciera mal?
¿No se quedan parados / estimulados / sobre la vía
cuando viene el tren?
¿No los excita el sonido de la bocina / que grita / que ruega / que se muevan?
¿No imaginan el espectáculo de su propio cuerpo / quebrándose?
¿No se entregan a sufrir / todo lo que la vida pueda dañarlos / que hasta pareciera que uno lo disfruta?

¿No?

¿Están sanos / ustedes?
¿No les pasa que hay dolor adelante / atrás de ustedes / en las personas que quieren / y adentro?

¿No los emboscan estos días
como en una trampa?
¿No se sienten presos de este disfrute?

¿No se les pone / el velo de la tristeza / en la mirada?
¿No les pasa que el dolor que provocaron
vuelve
y les urga entre los órganos?
¿No sienten el sabor amargo / del dolor conseguido?

¿No les pasa de no saber qué hacer / si ver una película / si leer una revista
si dormir
si ir a donde está su mamá / si llamar a un amigo
si irse a la plaza a ver pasar los perros?
¿No llegan a la plaza / y miran a las personas / y se preguntan
a qué vine yo acá?

¿No miran su teléfono como esclavos / esperando?

¿Piensan que todos los demás tienen un destino
o los ven sufrir / también / en el mismo caldo?
¿No fuman veinte cigarillos en dos horas?
¿No toman con ansiedad?
¿Qué es eso / de ser felices?

¿No les da vértigo / ser libres de culpa y de dios?
¿No se pierden / no se marean?

¿En serio
¿No les pasa?